Conocenos

Descubrí un poco más de nosotros

Quienes somos.

Somos un grupo de profesionales y voluntarios que ayuda a quienes padecen la problemática de las adicciones y no cuentan con los recursos suficientes para sostener un tratamiento de forma particular. Constituimos una asociación civil católica sin fines de lucro buscando promover la dignidad humana en el aspecto integral de la persona.

Qué hacemos.

Brindamos una posibilidad a aquellos hombres y mujeres que tienen problemas con las sustancias y el alcohol, para que puedan dejar de consumir; proponemos una recuperación a largo plazo, promoviendo la capacidad de elección y la dignidad humana. Nuestras obras las canalizamos en distintos dispositivos.

Nuestros valores.

Amor, esperanza, diálogo, trabajo responsable.

Revista institucional

Te invitamos a leer nuestra revista de publicación bimestral.
En ella encontrarás las noticias más destacadas de la comunidad, notas en profundidad sobre los distintos dispositivos y entrevistas.

Nuestros comienzos

Leer más

Haciendo historia

Todo comenzó en agosto de 2009 cuando Fabián Belay, ordenado sacerdote unos días atrás, recibió de un allegado que colaboraba en "Sol de Noche" la invitación para conocer dicha obra (organización que brinda camas y alimentos a personas en situación de calle durante el invierno). Aceptó con ganas y fue al día siguiente, siendo el último del año; puesto que funcionaba exclusivamente en temporada invernal. Quienes concurrían al refugio le pidieron ayuda ya que, desde esa noche, no tenían un lugar para dormir que no fuera la calle. Y fue cuando Fabián sintió la necesidad de contenerlos, más allá de brindarles techo y comida.

Simultáneamente, por aquellos días, un grupo de voluntarios de la Parroquia “Corazón de María” se reunía para servir desayunos y almuerzos a personas en situación de calle. Muchas de las cuales iban a dormir a “Sol de Noche”. Conversando con ellas, María del Carmen y Candela; dos señoras de gran corazón, se enteran de la visita del sacerdote y piensan “tenemos que conocer a ese cura, tenemos que hablar con él”. Una vez en diálogo con Fabián, le pidieron si podía conseguir mediante el Arzobispado un lugar para brindar refugio durante todo el año. A solo tres días de esa charla, se encuentran en la casa de “Pinina” (María del Carmen según su DNI) donde esta hermosa obra de Dios empieza a tomar forma. Después de un retiro espiritual, comenzaron a soñar juntos con la idea de abrir un hogar, no solo para proveer techo y comida, sino para tratar problemas de adicciones desde una perspectiva terapéutica y espiritual orientada a “sanar a la persona”. Bajo el nombre de “Hogar Padre Misericordioso”, evocando la parábola del hijo pródigo, deseaban con todo su corazón que quienes estaban en situación de calle pudieran experimentar el amor en los brazos misericordiosos del Padre.

A partir de ese llamado, empezaron a salir todos los miércoles por la noche a repartir alimentos, abrigo y, por sobre todo, afecto a personas que encontraban en las calles. Al poco tiempo, organizaron un té canasta en el Colegio “El Huerto” a los fines de recaudar fondos mediante sorteos y donaciones. Además, se sumaron algunos “socios”, empezaron a armar equipos de trabajo y se conformó la Comisión Directiva.

Finalmente, y después de muchas oraciones, el 30 de diciembre de 2010 se consigue la Personería Jurídica y el 13 de mayo de 2011 abre sus puertas la casa de internación (“Hogar” para los amigos) en el Barrio Cristalería de Rosario.

Hoy, luego de varios años de intensa labor y con la ayuda de Dios, logramos poner en funcionamiento diversos dispositivos terapéuticos y de prevención. Y esta hermosa obra de Dios sigue creciendo día a día gracias a hombres y mujeres de buena voluntad que deciden no pasar de largo y formar parte de esta gran familia.

Estamos trabajando

De momento sólo podemos recibir donaciones de forma personal en nuestra sede de calle Zeballos 668 - Rosario, Argentina.

Estamos trabajando para poder recibir donaciones de forma online a través de este medio.